El crecimiento de la obesidad infantil en España es espectacular y preocupante:

  • Hace 15 años, el 5% de los niños españoles eran obesos.
  • En la actualidad el 16% de los niños lo son. En la Unión Europea, sólo Gran Bretaña nos supera.

La causa de esta verdadera epidemia (que puede tener consecuencias muy negativas en el futuro) es, básicamente, el cambio de hábitos, sobre todo en lo referente a la alimentación y el sedentarismo.

Los niños, en gran parte por influencia de los padres, abandonan el consumo de frutas, verduras, legumbres y pescado, en favor de la comida rápida, “chuches” y bollería. Por lo que respecta al sedentarismo, las actividades físicas tradicionales se están cambiando por la televisión y los videojuegos…

Si desea leer el artículo completo pulse aquí.